El hombre que decapitó a su madre estuvo ingresado en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent en 2003 y 2006

16-04-2008

REDACCIÓN
Angelo Carotenutto Macanás, el hombre de 35 años que confesó haber decapitado el lunes por la noche a su madre en Santomera, había agredido con anterioridad a su progenitora y estuvo ingresado en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent para cumplir sendas condenas judiciales en 2003 y 2006 por amenazas y malos tratos a la ahora fallecida. El detenido, que había sido arrestado en cuatro ocasiones por malos tratos, tenía también una orden de alejamiento de ella que quedó extinguida el pasado 30 de agosto. El titular del juzgado de Instrucción número 6 de Murcia acordó ayer tarde el ingreso en el Psiquiátrico de Fontcalent tras negarse a declarar ante el juez y a ser reconocido por la médico forense, a quienes dirigió frases y gestos despectivos.

El juez, que ha abierto una causa por asesinado, ha ordenado además el examen psiquiátrico urgente del parricida para determinar con exactitud su estado y tratamiento.

Fuentes del juzgado número 6 de Murcia, en funciones de guardia, informó de que en noviembre de 2003 fue condenado en sentencia firme por maltrato y amenaza en el ámbito familiar a la medida de un año de internamiento en el Psiquiátrico penitenciario de Fontcalent, donde estuvo del 20 de febrero de 2004 al 18 de febrero de 2005.

En enero de 2006 fue condenado de nuevo en sentencia firme por maltrato y amenaza en el ámbito familiar a la medida de 7 meses en un centro psiquiátrico y la prohibición de acercamiento a Teresa Macanás, domicilio o lugar público o privado en que se encontrara, a menos de 300 metros.

La condena incluía la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio durante un año y siete meses, así como privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante un año. La medida de internamiento quedó cumplida con fecha 27 de julio de 2006 en el Psiquiátrico Penitenciario de Alicante y la prohibición de acercamiento quedó extinguida el 30 de agosto de 2007 y la de tener armas el 1 de febrero del mismo año.
El estanco de Teresa Macanás, de 56 años, se encontraba junto al bar “Mar de Galilea”, que había legado a su hijo Angelo, y fue allí donde éste, presuntamente, la decapitó alrededor de las 21:00 horas, con un cuchillo de grandes dimensiones.

Tras cometer el parricidio, Angelo Coratenuto abandonó el establecimiento por la puerta trasera, con la cabeza de su madre envuelta en un trapo, y dio varios paseos por la plaza de la Iglesia, una de las dos principales de Santomera, donde fue visto por un vecino, quien alertó al 112.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Policía, cuyos agentes se encontraron al presunto parricida, con un bulto extraño envuelto en un trapo donde aseguraba tener guardada la cabeza de su madre, y mascullando “La he ‘matao’… ahora estás callada, te quiero mucho”.

Fuente: Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: